Rodrigo y la Cava: el amor en la España Visigoda

Rodrigo y la Cava: el amor en la España Visigoda

Los visigodos eran un pueblo germánico que al establecerse en España se adjudicó dos tercios de las tierras y la mitad de las casas, con lo que no les fue del todo mal pese a ser inmigrantes. Cuando llegaron, la población hispano-romana de la península estaba bastante más avanzada culturalmente de lo que ellos hubieran supuesto.

En las provincias en las que la romanización había sido intensa, respetaron la manera de organizarse que tenían los lugareños, sus usos y costumbres y su religión. Por aquellos tiempos, lo que hoy es España era una tierra que veía llegar por un lado a los visigodos y por otro a los árabes, todos ellos dispuestos a quedarse. También existía una numerosa población de judíos, que bajo el reinado de Sisebuto tuvo que elegir entre largarse o recibir el bautismo. En el Levante, abundaban los griegos, sirios y gentes que procedían del Norte africano, dedicados al comercio.

Los hispano-romanos, que eran católicos, no se entendían demasiado bien con los germanos, que eran arríanos, y los matrimonios entre ellos no solo estaban mal vistos, sino prohibidos por la ley… En fin, lo de siempre. El clima social y político a mediados del año 710 andaba bastante revuelto. Los que podían se pirraban por disfrutar del lujo y la molicie, las espadas góticas estaban siempre dispuestas para rebanar el gaznate de un contrincante.

El clero era en gran parte hipócrita y, aunque pasaban el tiempo lanzando severísimos decretos sinodales, no intimidaban a nadie, ni siquiera a ellos mismos. Abundaban los concilios, pero lo que de verdad gustaba y estaba a la moda, era una buena pelea a muerte. En este escenario, más bien complicado, tiene lugar una relación con visos de leyenda, que ha pasado a la historia sin que sepamos muy bien cuál es la verdad cabal del asunto. La intriga está protagonizada por Rodrigo —o Roderico— el último rey godo de España, y Florinda “La cava”, un apodo despectivo que significa “prostituta”, pues así fue como los historiadores árabes denominaron a la joven que desencadenó una batalla que cambiaría el curso de la historia…

Related Posts
Leave a reply