Los 3 ruedas ganan terreno

Los 3 ruedas ganan terreno

Tradicionalmente el «Tokio Motor Show» ha sido el escaparate en el que los fabricantes japoneses nos han enseñado lo que son capaces de hacer cuando sueñan despiertos.

Una vez que su mercado local dejó de necesitar modelos específicos, al menos que tuvieran interés internacional, la imaginación se convirtió en el gancho para llamar la atención, y tenemos decenas de ejemplos de ejercicios y ensayos sobre lo que podría ser la moto en el futuro.

En una época eran modelos súper potentes, en otras parecía que nos encontrábamos dentro del mundo de «Roger Rabbit», también hemos pasado por motos convencionales de diseños extraordinarias, y ahora, como quizás no podría ser de otra manera, todo se dirige a encajar la moto dentro del organizado y limpio mundo de la movilidad del futuro. Obviamente esto de contaminar, aunque fuera lo más mínimo, se ha acabado, los motores del futuro deben ser eléctricos, con baterías, con pilas de combustible, con hidrógeno, con lo que sea.

Los que sigan empleando combustibles fósiles como ahora tendrán que lograr aumentar su rendimiento específico mucho más que los actuales. Y como la electrónica también va a tomar los mandos, no solo de la gestión del motor, sino también de la conducción, hace falta espacio para poder mostrar tanta información. Los «tres ruedas» ganan terreno, y ya no como scooter acondicionados, sino como vehículos diseñados específicamente con esa arquitectura. El hecho de que hasta grandes firmas del sector del automóvil se interesen por ellos, demuestra que éste puede ser el nexo de unión entre ambos mundos.

Todo esto lo hemos podido ver en Tokio, estas son las apuestas de este año para un futuro que cambia constantemente, pero que nunca acaba de llegar. Mientras tanto, las nuevas motos nos esperan en un presente real, y también más corriente.

Related Posts
Leave a reply