Colisiones de asteroides

Colisiones de asteroides

Aunque no lo creamos, el cinturón de asteroides está bastante vacío. Aun así, los asteroides no dejan de chocar unos con otros.

En 2010, el Telescopio Espacial Hubble divisó algo raro en el cinturón de asteroides: un extraño objeto con forma de X y una cola larga como un cometa. La cola era polvo de asteroides, se cree que liberado cuando un asteroide de 122 m de anchura colisionó con otro más pequeño, de unos 4,6 m de diámetro, que lo golpeó a una velocidad de 17.700 km/h. Los astrónomos sospechan que impactos como este podrían sucederse entre cuerpos asteroidales menores en el cinturón de asteroides una vez al año de media.

Algunos asteroides se presentan en grupos o familias. Estas últimas se cree que son fragmentos del miembro más grande de la familia, desprendidos en un impacto. Por ejemplo, Vesta, uno de los asteroides más grandes del Sistema Solar, tiene una familia de asteroides más pequeños, mientras que un tipo raro de meteorito hallado en la Tierra, llamado meteorito HED (howardita-eucrita-diogenita), también se cree que proviene de esta familia. A veces, las colisiones pueden enviarnos asteroides más grandes que esos meteoritos, y cuando eso sucede pueden poner en peligro la vida en la Tierra.

Las colisiones de asteroides también suceden alrededor de otras estrellas. En 2012 alrededor de una estrella llamada NGC 2547-ID8 se encontró mucho más polvo del que solía tener, liberado por el impacto de un asteroide gigante.

El Spitzer vio la emisión de infrarrojos de este polvo, que contenía granos del tamaño de la arena que se fueron haciendo aún más pequeños por la fricción de unos contra otros.

Related Posts
Leave a reply