BMW S1000R

BMW S1000R

Hasta hace poco, al hablar de BMW era inevitable relacionar a la marca con motos grandes, pesadas y ciertamente vetustas. Pero durante la década pasada la firma comenzó una importante reestructuración interna, acompañada de una renovación en la forma de entender las motos. Se habísn dado cuenta que debían dar un giro de prácticamente 180° y así actuaron. El resultado ha llevado a BMW a estar presente en prácticamente todos los segmentos del mercado con modelos muy acertados y competitivos. Sí es verdad que en su extensa gama actual siguen existiendo motos grandes de carácter rutero, pero además de que son más alegres de planteamientos que sus antecesoras, en los catálogos están acompañadas de novedades que hubieran sido impensables durante la década de los 90. Cuando se escucharon los primeros rumores acerca de que BMW estaba desarrollando una superdeportiva con motor de cuatro cilindros en línea y un chasis de doble viga de aluminio, muchos se echaron las manos a la cabeza. Pero el caso es que la moto llegó al mercado y rápidamente se erigió como la reina de su clase. Quizá su llegada fue un poco tardía, justo cuando comenzó el declive de las motos deportivas, pero el caso es que BMW nos demostró que cuando se ponía a hacer algo, a pesar de no tener antecedentes en un segmento tan disputado y difícil, lo sabía hacer mejor que nadie.

Related Posts
Leave a reply